Te damos ideas… y media

EL “ALQUILER” DE UN DIRECTOR COMERCIAL PARA CORREDURÍA.

EL “ALQUILER” DE UN DIRECTOR COMERCIAL PARA CORREDURÍA.

EL “ALQUILER” DE UN DIRECTOR COMERCIAL PARA CORREDURÍA.

Junio es un mes de recapacitación, debemos hacer balance de los primeros seis meses y se empieza a preparar la estrategia hasta fin de año para la consecución de los objetivos. Es un momento de auge para este tipo de servicios, habitual en otros sectores y que poco a poco también va calando en la mediación.

El sistema de “Alquiler” de Ejecutivos: Directores Comerciales, Responsables de redes comerciales u otros altos cargos, se realiza de manera frecuente en países como Estados Unidos o  Inglaterra, y hoy por hoy, también en España. Debido al escenario actual del país, cada vez es más habitual contar con talento externo e incluso es imprescindible, en momentos de expansión, fusión o crisis.

La situación económica no es tan boyante como en otros momentos, se busca la máxima competitividad al menor precio, y que mejor manera que hacerlo contando con facilidades de contratación, a personal que aporte nuevas ideas u orden en nuestro negocio, con motivación y compromiso extra.

Además de la aportación de aptitud y actitud, sin incrementar la plantilla, lo cual ya de por si es un beneficio para no pensárselo dos veces, esta solución también cuenta con otras ventajas no menos importantes:

  • Se pueden realizar contrataciones a tiempo completo, parcial o por proyecto. Lo que significa que la flexibilidad de este sistema es absoluta.
  • Contar con una visión objetiva, siempre es vital. Alguien capacitado, que vea nuestro negocio desde fuera y pueda aportar soluciones diferentes a nuevas situaciones o a los problemas de siempre, es deseado en toda organización.
  • Liderazgo dinámico y modernización. La evolución constante de una Correduría empieza por el aporte de nuevas concepciones y la actualización de protocolos de trabajo.
  • Dedicación exclusiva. ¿Has pensado la cantidad de tiempo que pierde un ejecutivo en nómina, en trabajos que no le pertenecen?…
  • Herencia de Contactos, habilidades y experiencia.
  • Mejora de la capacidad directiva y estratégica de la Correduría.
  • Adaptación y puesta en marcha inmediata.

Como norma general, esta alternativa de mejora, no está pensada para grandes Corredurías, sino al contrario, para pequeñas y medianas empresas que no pueden contar con un Director Comercial de nivel. El coste es siempre acordado por ambas partes y los ahorros sociales son muy atractivos en este caso.

Lo último a tener en cuenta son los miedos a nuevas iniciativas que tanto lastran a muchos Corredores, en este caso el refranero es sabio: “Agua estancada no mueve molino”.

Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso y estudiaremos juntos tus necesidades en contacto@correduidea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *